miércoles, 22 de agosto de 2012

Estoy con vosotros!!! London 2012 Paralympic



Siempre he dicho que una de las cosas buenas que me ha dejado la natación son las personas que se han cruzado en mi camino y puedo decir que en esto he tenido mucha suerte. Un día el destino quiso que me vinculara con el mundo paralímpico y de allí salieron buenas amistades que hoy perduran.

Mañana parten hacia Londres deportistas geniales, grandes nadadores y mejores personas que van a competir en los Juegos Paralímpicos evento que llevan entrenando y preparando durante mucho tiempo igual que lo hacían los olímpicos que pasaron por Londres hace 2 semanas y yo aunque desde casa estaré en alma con ellos, animando y apoyando!

No os voy a desear suerte porque no la necesitáis, pero si os voy a pedir que DISFRUTÉIS de la magia de los Juegos y que no dejéis de SOÑAR ni un solo momento!!!!


Un fuerte abrazo a todos, yo estoy con vosotros!!

Mención especial para Carla y Julia, estic amb vosaltres a muerte som-hi!!!

sábado, 11 de agosto de 2012

Una imagen vale más que mil palabras

Vacaciones en London 2012... simplemente genial!


Una promesa hecha hace 4 años



Un paréntesis de trabajo y fisioterapia para volver con las pilas cargadas!

Nos vemos de nuevo muuuuy pronto!

Saludos londinenses!!!

jueves, 2 de agosto de 2012

La satisfacción de una recuperación, mucho más que fisioterapia


¿Qué es la vida sin objetivos? NADA!!! Y hablando de fisioterapia…


En esta profesión hay que tener objetivos, metas, ambiciones y me repito, objetivos, pero sobre todo ilusión. Esta ilusión de la que hablo y el nivel de implicación que tengas en algo muy probablemente marcará la calidad de los resultados y no solo de los resultados sino del camino que hay hasta llegar a estos.
Ganas, empatía, ilusión, constancia, paciencia, alegría, perseverancia… tenerlo y saberlo transmitir, desde mi punto de vista, la clave, mi clave!

Desde que soy fisioterapeuta he tenido la gran suerte de encontrarme con lesiones muy “chulas” digo chulas entre comillas porque para el paciente de chulas no tienen nada, pero para mi significan un reto, suelen ser largas, complicadas pero que una vez resueltas la satisfacción que se siente por parte de ambos tanto el paciente/jugador como la fisioterapeuta es espectacular. Es algo que cuesta de explicar o transmitir, es algo que para entenderlo hay que estar cerca, es algo muy grande y es por ello que me dedico a esta profesión.

A lo que iba, de estos casos tengo ahora alguno que otro por no decir unos cuantos, pero mientras estoy en proceso de rehabilitación no me gusta hablar sobre ello, prefiero ir siguiendo el camino y cantar victoria una vez se recibe el alta, pero si que me gustaría hablar sobre un par de casos que ya están superados, uno de ellos ha recibido el alta hoy, otro hace unos meses que la recibió.

Un futbolista y un jugador de baloncesto, un juvenil y un cadete, dos lesiones, muchos meses de baja, mucho trabajo por delante.

Un futbolista 18 años en el último entreno de la temporada se rompe el Ligamento Cruzado Anterior (LCA) de la rodilla, un cuerno del menisco y sufre un importante esguince en el Ligamento Lateral Interno (LLI) de la rodilla. La famosa triada maldita.
2 meses de pre operatorio día a día, no había ni sábados, ni domingos, y 6 meses y medio después de la operación y después de seguir trabajando muy duro día a día, tanto en la rehabilitación, como en la readaptación en campo, vuelve a jugar sin problema ni dolor alguno y lo que es más importante vuelve a disfrutar de lo que más le gusta hacer.
Mi primer gran éxito como profesional, no olvidaré nunca su cara en el primer entrenamiento con el grupo, pero aun menos la que tuvo antes de salir a jugar su primer partido después de tantos meses de lesión. A día de hoy, sigue jugando, sin dolor, sin problema alguno, la lesión ya es pasado.

Un jugador de baloncesto 15 años, intervenido por una importante osteocondritis en el polo inferior de la rotula, una lesión que no es grave pero es lenta, muy lenta y con un alto porcentaje de recaídas por lo que hay que llevar mucho cuidado, un año de rehabilitación post quirúrgica con un montón de limitaciones en cuanto a la flexión de rodilla, un “rollo” para un jugador de básquet y más con 15 años, que lo que más quieres es jugar. Dos sesiones semanales durante 11 meses, mucho trabajo planificado para hacer, para muscular evitando la flexión de rodilla, para no perder trabajo aeróbico, para dejar que ese cartílago se regenere, y por fin a día de hoy después de 11 meses de fisioterapia y ni un solo posible síntoma de recaída ya podemos decir que puede volver a entrenar y a jugar, y que la lesión empieza a ser pasado. Y muy probablemente no voy a olvidar nunca la cara que tenga el día que juegue su primer partido o meta su primera canasta con "su nueva rodilla".


Estos son dos de los casos que más me han marcado, pero no te marca el caso, te marca la persona, porque si algo me gusta de la fisioterapia es que es una profesión muy personal y que si pones de tu parte y te ganas al paciente puedes llegar a entablar un vínculo que tanto para el tratamiento como para el resultado final puede ser muy bueno.
Hasta ahora solo he hablado de deporte y está claro que con mi historial deportivo la mayoría de casos “chulos” sean de fisioterapia deportiva, pero también los hay que no vienen por aquí y también son muy “chulos” pero eso lo dejo para un futuro post, para una futura alegría como la de hoy.

En definitiva y me repito, objetivos, ambiciones, metas, constancia, perseverancia, alegría, empatía, ilusión…

Y esta es…

La satisfacción y la felicidad de una buena recuperación

Para acabar dos cosas, una de mis frases favoritas, y un anuncio del año 2000 que refleja muy muy muy bien todo esto:

Una gota de agua no agujerea una piedra por su fuerza sino por su constancia