lunes, 13 de diciembre de 2010

Al otro lado de la piscina

Hoy tenía ganas de escribir, ya hace una semana que volví de Palma de Mallorca, os podéis imaginar que estuve allí ya que el último post explicaba que había vivido en directo la retirada de María Peláez. Seguramente alguno se habrá hecho cruces ¿pero no había dejado de nadar? ¿que hacía en un campeonato de España?... Sí, he dejado de nadar y no, no iba a competir, asistía al campeonato como fisioterapeuta del Centre Natació Mataró.
Para mi un regalo, los que me conocen saben que llevo el cloro en la sangre y aunque haga dos meses que no doy ni una sola brazada no soy feliz si no estoy cerca de cualquier cosa que tenga que ver con la natación. Y así fue, enfundé la camilla, cogí las cremas y el crono por si Sergi necesitaba ayuda en los diferentes entrenos y acompañé al equipo.
Si tuviera que ponerle nota a la experiencia con el corazón le pondría un 9,5, pero si fuera objetiva le pondría matrícula de honor, puede ser porque tenga la retirada muy reciente o simplemente que ser nadador signifique serlo toda la vida, pero para mi fue "un palo" ver el 1500 desde la grada, pero a la vez que era un palo servía para asimilar que he pasado de etapa y qué mejor manera de hacerlo que seguir estando dentro de una piscina, aportando a los demás lo que a mi me ha enseñado la fisioterapia y la propia natación.

Poner tu granito de arena como fisioterapeuta, como delegada o incluso como "entrenadora"; ver a los amigos de fuera, los que siguen nadando y que no podría ver si no fuera fisio; disfrutar del ambiente, de las pruebas, de la gente, del equipo, de las buenas marcas o incluso de los nervios precompetición de los nadadores, sin la presión de competir, sin ser tu el protagonista, desde el otro lado de la piscina: NO TIENE PRECIO!


lunes, 6 de diciembre de 2010

María Peláez se retira

Tenía 10 añitos, hacía solo 4 o 5 temporadas que había empezado a dar mis primeras brazadas, era agosto... mmm... si, 24 de agosto de 1997 estaba sentada delante de la televisión viendo los Campeonatos de Europa que se celebraban en Sevilla y fue entonces cuando una nadadora española hizo que la piscina entera se pusiera en pie, que a mi se me cayera la baba porque no había visto nunca a nadie nadar igual, que la prensa se rindiera a sus pies con portadas al día siguiente... y no era para menos, María Peláez era la primera española en proclamarse campeona de Europa en la historia de la natación española. Desde entonces siempre quise ser como ella, al principio por sus resultados, por su forma de nadar, porque era mariposista como yo... pero hoy puedo decir que no solo ha sido por eso si no por su forma de ser, por la forma de conseguir todo lo que ha conseguido, porque María tiene un corazón muy grande y por eso ha sido y es una de las nadadoras más queridas.

HOY después de más de 20 años de alta competición, a los 33 años de edad y... nada más y nada menos que 5 Juegos Olímpicos entre muchísimos logros, dice adiós a la natación profesional... Y yo estuve allí para verlo...

...4 de diciembre de 2010, Palma de Mallorca

Las piscinas de Son Hugo casi se vienen abajo con el cálido, emotivo e increíble homenaje que se ha rendido a una de las mejores nadadoras de la historia de la natación española. Después de una larga e increíble trayectoria en la que destacan las nada más y nada menos que 5 participaciones en Juegos Olímpicos, de Barcelona a Beijing, su título de Campeona de Europa en Sevilla '97 o las más de 50 veces que ha conseguido ser Campeona de España, María cuelga el bañador con un último 100 mariposa en este Campeonato de España. No acabaríamos nunca si tuviéramos que contar todos los logros de María, pero no la vamos a recordar solo por sus éxitos sino por cómo los ha conseguido. Gran persona, gran amiga, humilde, agradable, luchadora, disciplinada, con un gran corazón y siempre regalando sonrisas... El sábado en Palma toda la natación española se ponía en pie para despedir a la más grande. Todos te deseamos lo mejor en esta nueva aventura que empiezas!

La natación te debe mucho, GRACIAS MARÍA!
www.mariapelaez.com