martes, 24 de noviembre de 2009

Sant Jordi... y no me refiero al 23 de abril!

Sant Jordi o Sant Dr. Boluda, da igual, la cuestión es que este médico ha hecho una obra de arte, algo que podría catalogar cómo una cirugía genial y me quedaría corta, y os prometo que no exagero. Mi hombro está perfecto.

Dejando de lado que las dos únicas cicatrices que llevo son diminutas (casi parece que no me hayan hecho nada), la recuperación ha triplicado su rapidez, y es que todo el mundo firmaba por tres meses de secano y hoy a las 4 semanas (2 con cabestrillo, 2 sin nada) he podido dar las primeras brazadas, no mucho, más bien muy poquitas pero gratificantes, no puedo describir lo que he sentido al poder dar la primera brazada, ha sido... genial e incluso me atrevería a decir que emocionante.
A las 2 semanas de llevar cabestrillo ya tenia flexión completa, sin dolor, sin forzar, ha salido todo, mucha fisio a cargo de los fisioterapeutas del CAR y unos buenos pensamientos positivos.

Y si, es verdad que de nadar un poco a entrenar hay un largo camino, pero ya no importa porque se que puedo volver a bracear, a nadar bien.

Desde este humilde blog, un aplauso para mi traumatólogo de toda la vida, el Dr. Jordi Boluda el que me ha devuelto lo que más me gusta hacer, lo que se me da mejor, con lo que disfruto y con lo que aun me queda mucho por disfrutar, NADAR.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Pasando por quirófano


Al mal tiempo, buena cara! Y es que... ¿¿¿qué deportista no se lesiona???

Ya dicen que el deporte es bueno, bueno en cierta medida, y es que nadar tanto tiene sus consecuencias, para bien y para mal, y es que tantos metros... acaban pasando factura.
Si buscáis en un libro patologías deportivas sin duda encontrareis el hombro de nadador:

"Hombro de nadador" es el término más comúnmente usado para referirse al trío de recurrentes lesiones que afectan la cápsula (frontal) del hombro. Las tres condiciones que causan dolor similar son la tendinitis del bíceps, bursitis subacromial, tendinitis del manguito rotador (usualmente supraespinoso) e inestabilidad o laxitud excesiva de la capsula y ligamentos, lo que llamaríamos inestabilidad de la glenohumeral.

Bueno, después de la teoría, vamos a la práctica. A principios de octubre, después de una sesión de físico no muy habitual, empecé a sentir dolor en el hombro izquierdo, pensando que era una simple tendinitis, seguí entrenando como si no tuviera importancia (ya sabéis como somos los deportistas, masocas 100% y más los fondistas...) En fin, que al final me tuvieron que infiltrar, una y otra vez sin resultado. Y después de unas cuantas pruebas, vieron que había una laxitud excesiva de capsula y ligamentos por lo que mi hombro izquierdo era inestable completamente y por eso me dolía.

Solución? Quirófano!!! Cómo? Si si hay que hacer una plicatura de la cápsula por atroscopia. En cristiano, hacer unos pliegues en la cápsula y los ligamentos para tener el hombro en su sitio, estable y que no se salga mas!

Pues tal cual el lunes 26 de octubre el Dr. Boluda, me realizó una artroscopia que después de 3 horas de quirófano salió genial, tan genial que en 2 semanas tengo una movilidad excelente y estoy convencida que el tiempo de recuperación va a ser mucho menos del que me dijeron.

De momento sigo mi rehabilitación en las manos de los médicos y fisios del CAR, preparada para tirarme al agua y volver a dar guerra.

Después de un 2009 lleno de obstáculos, el 2010 sin duda tiene que ser igual o mejor que el increíble 2008.