lunes, 27 de abril de 2009

Malas noticias

Un buen deportista debe asimilar lo bueno... y también lo malo, desgraciadamente en este momento toca asimilar lo malo. No es que sea una derrota ni una decepción porque no ha sido causado por mi, es más bien un sentimiento de frustración.
Para los que no sepan de que va esto, hace ya unos días tuve una recaída de la famosa Toxoplasmosis que arrastro desde hace 2 meses y que anunciaba en el post anterior, llevo unos días con hepatomegalia, fiebre y mucho cansancio que me han hecho volver a dejar de nadar.
Así que hasta que esta enfermedad decida ceder, o lo que puede ser, que la gané yo a ella, estaré ausente, apartada de las piscinas y ocupada con un aburrido reposo absoluto.
Ya van 2 meses de enfermedad y todo el mundo sabe que para un deportista lo que más duele es tener que dejar lo que más le gusta, con lo que disfruta, por lo que no es fácil.
Aun así que nadie me de por vencida, que nadie me de por perdida, porque en cuanto me recupere hay Elena para rato!

sábado, 11 de abril de 2009

Después de mucho tiempo...

Por motivos personales y falta de tiempo he tenido este blog unos meses cerrado, pero ahora que puedo, he decidido volver a ponerlo en marcha!

Durante estos meses han pasado muchas cosas, buenas y desgraciadamente también malas, el Campeonato de España de Madrid no fue mal, podríamos decir correcto; la herida de la pierna se acabó de cerrar y ya solo es una cicatriz. Los entrenos han sido duros pero he disfrutado como una niña pequeña hasta que el 27 de febrero una enfermedad me dejó fuera del agua algo más de un mes. Pero hay cosas en la vida que no se pueden evitar así que cuando te caigas 7 veces levántate 8.

Ya hace un par de semanas que ando chapatoeando y vuelvo a la vida natatoria, a la rutina, a los entrenos, con secuelas aun, pero con ganas de volver a ser la Elena de siempre, la que no quiere oir hablar de limitaciones y la que tiene ganas de trabajar para tener, por muy difícil que sea, la vista puesta en la clasificación para Roma 2009.

Entre tanto tiempo alejada de los entrenamientos, fui nominada a la Nit de l'Esport de Mataró en reconocimiento a los resultados obtenidos la temporada pasada, no era una Nit de l'Esport cualquiera si no el reconocimiento a mi pri
mer y mágico Mundial en Sevilla.

Mi vida sigue, interna
en el CAR, progresando en el agua, mejorando mi salud, y disfrutando no del destino si no del camino, junto a la gente que me rodea; sea cual sea el destino de esta temporada.

La razón por la que nos aferramos a nuestras esperanzas es que, lo que esperamos es lo que nos mantiene vivos, en pié, esperando. Esperar es sólo el comienzo, lo inesperado es lo que cambia nuestras vidas