martes, 7 de mayo de 2013

5 años de un día de magia

Han pasado 1825 días des de que descubrí que los sueños podían hacerse realidad, des de que conocí la palabra magia, des de que conseguí algo que marcó el resto de mi vida; de un día de plenitud, de un día de felicidad y de alegría. Yo lo viví y lo vivo así. 
Mañana hará 5 años que quedé 10a del mundo, 8 de mayo del 2008, el Gualdaquivir y yo... y solo pensarlo se me escapa una sonrisa.

El otro día haciendo limpieza encontré varios recortes de prensa, entre ellos la previa a la prueba (que adjunto más a delante) donde se habla de mi estatura, recuerdo que fue lo primero que me preguntaron, cómo era posible? Metro y medio? Ahora me río, por aquel entonces aquellas preguntas me hacían más fuerte.

El camino a Sevilla no fue fácil, hubo varios "chascos" en las temporadas previas y los obstáculos esa misma temporada para llegar aquí tuvieron tela. Pero si de algo estoy orgullosa es que todo eso hizo que nadie absolutamente nadie me privara de disfrutar algo así. 


Algo que me quedará gravado de por vida fue la reunión junto a mi entrenador la noche previa, estaba tan nerviosa que no me entraba ni la comida y respirar era una tarea nada fácil. Pero hubo una frase que me tranquilizó mucho: Mañana no nadas sola, mañana somos un equipo tu en el agua y yo en el pantalán.  Y así fué. Tengo que reconocer que en pruebas así el entrenador es una figura clave, y en su día Sergi lo fue, empujó hasta el último segundo de las 5 horas y 37 minutos que duró la carrera.
Pero no fue el único que empujó, hubo tanta gente empujando, allí y en casa, que nunca, nunca, nunca me he sentido tan apoyada.

¿Sabéis?
Nunca destaqué nadando, de pequeña era la última del grupo, con 8 años me dijeron que si no crecía no haría nunca nada, con 13 me dijeron que dejara la natación y me dedicara al parchís, con 15 me plantaba por primera vez en un campeonato nacional, con 16 en la selección española... y con 21.... Con 21 ¿Un Mundial? Si, un Mundial: el resultado a la perseverancia, a la mala leche, a la fuerza de que te dijeran "no vas a poder", al sacrificio, a la constancia y al duro entrenamiento, el resultado a saber soñar despierta. Puede sonar prepotente, pero no lo es.

Lo mejor de todo, por eso, no fue el resultado, lo mejor de todo fue que significaba lo que acababa de hacer para mi, significaba que no existen límites, que si quieres hacer algo y pones todo tu empeño, lo vas a conseguir. Que nadie puede decirte nunca que NO. Que existe la magia y que no hay nada como compartir esa magia con la gente que te quiere y, que en lo que me quedara de vida, en lo que fuera, iba a disfrutar tanto como disfruté caminando hacia Sevilla, intentando conseguir todo aquello que me proponga y nunca, nunca, nunca, por más alto que sea el muro.... tirar la toalla.

Caminando hacia Sevilla aprendí que hay que controlar, lo controlable, que a toda aquella gente que no te desea bien, mirarles o hacerles caso es darles ventaja, que no hay nada más bonito que la magia de soñar por un sueño y poderlo alcanzar, que hay que saber valorar las pequeñas cosas que te ayudan a hacerlos realidad y sobre todo que nunca, nunca, nunca, me voy a olvidar de lo que significa DISFRUTAR.

Un día jugaba a ser mundialista...


... y mañana hace 5 años... del día que se hizo realidad.
8/05/2008


*nota de prensa previa:


LA PRUEBA DE 25 KM ECHA EL TELON ESTE
JUEVES A LOS V CAMPEONATOS DEL MUNDO DE NATACION EN AGUAS ABIERTAS
SEVILLA 2008

Esther Núñez y Elena Martínez buscarán en el
Guadalquivir una nueva medalla para España, que llega a la última jornada en la
cuarta posición provisional de la clasificación por puntos.

El circuito se alarga a 5 kms por vuelta, la boya de
viraje su estará situada frente a
la torre Schdler del Pabellón de la Navegación
    
Los ultrafondistas ponen el cierre este jueves en el Centro Especializado Alto Rendimiento de La Cartuja a la quinta edición del Campeonato del Mundo de Natación en Aguas Abiertas Sevilla 2008, que se está celebrando desde el pasado día 4 en la dársena del Guadalquivir. Y lo hacen disputando la prueba de los 25 km, para la que se han inscrito un total de 43 deportistas, entre la categoría masculina y femenina,
incluidas las españolas Esther Núñez (C.N. Sabadell) y Elena Martínez (C.N.
Mataró).
    
La cuarta y última jornada de competición, cuyo inicio está previsto a las 9:00 horas, servirá para comprobar si la todopoderosa selección rusa, intratable en la clasificación por puntos y en el medallero, con tres de los cuatro oros posibles conquistados, es capaz de mantener su hegemonía en la cita hispalense. Enfrente, entre otros rivales, tendrá a dos representantes del equipo anfitrión, que intentarán situar a España, cuarta por países tras el equipo ex soviético, los alemanes y los británicos, entre las tres primeras potencias de la disciplina en Sevilla 2008. Aunque el reto no es ni mucho menos sencillo ante las más de 5 horas de nado que esperan a estos auténticos maratonianos del nado.

“Sabemos que es muy difícil, porque hay mucho nivel, pero la medalla del otro día de Yurema Requena (bronce en los 10 km) nos ha dado mucho moral a todo el equipo. Además en este tipo de competición, de tantas horas, es muy importante el factor psicológico, el coco. Llega un momento en el que te duele todo, pero tiras para adelante, y como tengas fuerzas, puede darse la sorpresa”, comenta Esther Núñez, la principal baza española, como lo demuestra su experiencia, con dos citas mundiales previas, a sus 27 años, y el hecho de haber ganado la Copa del Mundo 2007 de maratón. “Aunque eso eran distancia más largas. Aquí vengo a pasarlo bien, a disfrutar de la competición y sentir que lo he dado todo en el agua. Y si después estoy
delante…”, añade la catalana, ansiosa por tirarse al agua tras tantos días de espera.
 
No menos ilusionada se encuentra Elena Martínez, que a sus 21 años debuta en un Mundial en el Guadalquivir. Y lo hace dispuesta a adquirir toda la experiencia posible. “Vengo sin expectativas, pero a dar lo máximo. A ver si me puedo meter entre las 10/12 primeras, porque para ello he entrenado muy fuerte”, apunta la otra
benjamina del equipo español (unos meses más pequeña que la murciana Margarita
Domínguez, que nadó los 10 km), y curiosamente una de las nadadoras más pequeñas, en este caso en estatura, de todo el Mundial, con 150 centímetros. “Pero en el agua no se nota tanto. Además, para mí esta desventaja de físico es una motivación más que me sirve para superarme”.  Como lo hace en la red de redes, ya que Elena tiene actualmente una página web  (http://www.elenamartinez.net)
y un blog (http://www.ultrafondista.blogspot.com) en internet, donde no abundan precisamente las páginas dedicadas a la natación de larga distancia. “Es una de mis aficiones”, reconoce la que fuera subcampeona del Open de Francia 07 sobre 25 km.







*A todos aquellos que quisisteis que tropezara por el camino. GRACIAS, porque hoy valoro aun más lo conseguido.
*A todos aquellos que soñasteis conmigo y me ayudasteis a hacerlo realidad.
MILLONES DE GRACIAS.

Una gota de agua no agujera una piedra por su fuerza, si no por su constancia.

Seguimos....!


No hay comentarios: