martes, 24 de noviembre de 2009

Sant Jordi... y no me refiero al 23 de abril!

Sant Jordi o Sant Dr. Boluda, da igual, la cuestión es que este médico ha hecho una obra de arte, algo que podría catalogar cómo una cirugía genial y me quedaría corta, y os prometo que no exagero. Mi hombro está perfecto.

Dejando de lado que las dos únicas cicatrices que llevo son diminutas (casi parece que no me hayan hecho nada), la recuperación ha triplicado su rapidez, y es que todo el mundo firmaba por tres meses de secano y hoy a las 4 semanas (2 con cabestrillo, 2 sin nada) he podido dar las primeras brazadas, no mucho, más bien muy poquitas pero gratificantes, no puedo describir lo que he sentido al poder dar la primera brazada, ha sido... genial e incluso me atrevería a decir que emocionante.
A las 2 semanas de llevar cabestrillo ya tenia flexión completa, sin dolor, sin forzar, ha salido todo, mucha fisio a cargo de los fisioterapeutas del CAR y unos buenos pensamientos positivos.

Y si, es verdad que de nadar un poco a entrenar hay un largo camino, pero ya no importa porque se que puedo volver a bracear, a nadar bien.

Desde este humilde blog, un aplauso para mi traumatólogo de toda la vida, el Dr. Jordi Boluda el que me ha devuelto lo que más me gusta hacer, lo que se me da mejor, con lo que disfruto y con lo que aun me queda mucho por disfrutar, NADAR.

No hay comentarios: