domingo, 28 de abril de 2013

Mini vacaciones

Morir de éxito ¿es posible? No lo se, lo que si sé es que se puede morir de exceso, porque el exceso no permite hacer las cosas con calma, entereza, cabeza y ganas! Así pues, soy de las que cree que de vez en cuando es necesario parar de golpe y frenar el círculo vicioso en el que vivimos, trabaja-duerme-come, (¡y por se orden!), por lo que... freno de mano en mano, valga la redundancia, y toca respirar, cargar pilas y volver para seguir mejor, con más ganas, fuerza e ilusión.

Así que.... ¡Me voy! muy poquitos días pero me voy, en verano solo me permití 11 días de vacaciones de los cuales 8 estuve en Londres y 3 en Amposta, ambos viajes un tanto especiales. Pues toca hacer otro un tanto especial y es que los que bien me conocen saben que tengo cierta debilidad por algunas tierras del norte de España, pero no por los lugares en si, si no por la gente que habita en ellos y los buenos recuerdos que todo esto me trae. Buenos amigos, buenos momentos!

Una vueltecita por Cantabria, recargo pilas, y de nuevo vuelvo con las manos y la mente preparadísimos... para dar mucha muuuuuuuuucha guerra!


P.D: Y que suerte que la natación me haya dejado una herencia así... :)




No hay comentarios: